Pospone Senado apagón analógico

Coyuntura/Con el voto del PRI, PAN, PVEM y parte del PRD, el Senado de la República aprobó de manera acelerada cambios a la Ley Federal de Telecomunicaciones, para prorrogar el apagón digital en televisiones públicas y en cerca de 500 estaciones de baja potencia, propiedad de Televisa y TvAzteca, que no llevaron a cabo las inversiones necesarias para modernizarse.

El PRD se dividió, e incluso sus legisladores se confrontaron en tribuna, ya que mientras el presidente de la comisión de Radio Televisión y Cinematografía, Zoe Robledo e Iris Vianey, sostuvieron que la reforma contiene beneficios y adelantaron su voto en contra, Dolores Padierna y Alejandro Encinas advirtieron que con el parapeto de beneficiar a los medios públicos, lo que realmente se hace es beneficiar al “duopolio televisivo”.

Advirtieron que con tales modificaciones se quedará exento del pago de multas millonarias por no haber invertido en sus estaciones de baja potencia, para que avanzaran a la transición digital

Después de que la senadora Iris Vianey sostuviera que “en su bancada veían bondades importantes, en la iniciativa, ya que se defiende a las audiencias y a los municipios de alta y muy alta marginación, donde o llegan las señales”, su compañera Padierna la refutó.

Le pidió no hablar a nombre del PRD “porque a nosotros no nos van a utilizar para luego ir a negociar, vayan a ustedes a saber qué cosas”.

Padierna recordó que la iniciativa presentada por el presidente del Senado, Roberto Gil Zuarth, hace justo una semana cambió el término de permisionarios que se refería a las televisoras públicas y sociales por el de operadores, y finalmente quedó como estaciones de televisión radiodifundida, donde incluye a todas.

Recalcó que del total de estaciones complementarias, 846 son concesiones que pertenecen a Televisa en su mayoría y otras a TvAzteca, es decir, el 93.27 pertenecen al duopolio televisivo que es al que se beneficia.

Por su parte, el panista Javier Corral, uno de los pocos legisladores blanquiazules que votó en contra de la reforma, señaló que de hecho ninguno de los cambios que originalmente había propuesto el PRD se incluyó.

Puso también en evidencia al senador del PRI Raúl Pozos Lanz, quien antes había anunciado que incorporaría una reserva que compromete a los concesionarios a cumplir con la inversiones que deben realizar para que sus instalaciones transiten a la digitalización.

“Eso está ya incluido en el quinto párrafo del artículo 19 transitorio de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión, y hasta mejor redactado”.

El presidente de la comisión de Comunicaciones y Trasportes, Javier Lozano, otro de los impulsores de la reforma que en forma acelerada se aprobó en el Senado, sostuvo que las estaciones de baja potencia o complementarias, no son una concesión distinta, sino que forman parte de la estación principal y de hecho transmiten la misma programación .

El PRI, por conducto de las senadoras Lilia Merodio e Itzel Ríos de la Mora, sostuvieron que es una reforma para beneficiar a los más pobres, donde operan las estaciones complementarias, y también a los medios públicos entre los que se encuentran estaciones de comunidades rurales e indígenas.

La reforma se aprobó en lo general con 70 votos a favor, 15 en contra y una abstención y se turnó a la Cámara de Diputados.